Los Impactos ambientales de la crisis del coronavirus, y desafíos futuros

Si bien la Tierra parece estar sanando durante el bloqueo de COVID-19, el impacto sobre el consumo de residuos y electricidad es motivo de preocupación.
Si bien la Tierra parece estar sanando durante el bloqueo de COVID-19, el impacto sobre el consumo de residuos y electricidad es motivo de preocupación.|||| Si bien la Tierra parece estar sanando durante el bloqueo de COVID-19, el impacto sobre el consumo de residuos y electricidad es motivo de preocupación.|||| Cortesía||||


united

Apenas el número de contagiados por coronavirus creció de manera inmediata. A nivel mundial se implementaron medidas restrictivas de salud pública para evitar una pandemia cada vez más grave.

Incluyeron órdenes de quedarse en casa, que se emitieron primero en Italia y luego en rápida sucesión en la mayoría de los otros países del mundo.

Con sus poblaciones ordenadas a quedarse en casa, las escuelas, oficinas y fábricas cerraron; la circulación del tráfico por carretera disminuyó al mínimo; y las aerolíneas han reducido los vuelos programados en un 60% a 95%.

Redujo las emisiones de efecto invernadero

Si bien estos desarrollos han causado importantes conmociones económicas y sociales a medida que los niveles mundiales de producción, consumo y empleo cayeron precipitadamente, también se han asociado con reducciones significativas en la contaminación del aire y las emisiones de efecto invernadero.

Como resultado, los niveles de calidad del aire en las principales ciudades del mundo mejoraron dramáticamente en marzo y abril. La calidad del aire mejoró en gran medida debido a la reducción de emisiones de dióxido de carbono (CO2), óxidos de nitrógeno (NOx) y la formación de ozono (O3) relacionado, y de partículas (PM) de las fábricas y el tráfico rodado.

 Durante el mismo período, el tráfico aéreo mundial se redujo en un 60%. En conjunto, estas reducciones de emisiones han llevado a una caída temporal en las emisiones de CO2 de sus niveles anteriores a la crisis, alentando a algunos a esperar que nuestra sociedad global pueda reducir las emisiones de gases de efecto invernadero sustancialmente a largo plazo para mitigar el inminente cambio climático.

Mientras la crisis del coronavirus mantenga reducidas las actividades económicas, las emisiones seguirán siendo relativamente bajas. Sin embargo, sería miope concluir que se trata de una mejora ambiental duradera ya que las emisiones ciertamente aumentarán a niveles anteriores cuando la actividad económica se recupere a medida que se resuelva la crisis.

Muchos activistas ambientales están exigiendo que los paquetes de rescate para empresas de transporte y fabricantes industriales incluyan disposiciones para grandes reducciones de emisiones en sus futuras operaciones. Dichas disposiciones podrían ayudar a evitar que los niveles de emisiones de contaminantes aumenten a niveles anteriores a la crisis en el futuro.

No todo es positivo.

Pero no todas las consecuencias ambientales de la crisis han sido positivas. Los volúmenes de residuos no reciclables han aumentado; severos recortes en los niveles de exportación agrícola y pesquera han llevado a la generación de grandes cantidades de desechos orgánicos; el mantenimiento y monitoreo de los ecosistemas naturales se han detenido temporalmente; y la actividad turística a las áreas naturales ha cesado.

Han surgido problemas locales de desechos ya que muchos municipios han suspendido sus actividades de reciclaje por temor a la propagación de virus en los centros de reciclaje.

Los minoristas de alimentos han reanudado el uso de bolsas de plástico en los puntos de pago citando preocupaciones de salud sobre la reutilización de bolsas de papel por parte de los consumidores. Además, debido a las políticas de permanencia en el hogar, muchos consumidores han aumentado su consumo de alimentos para llevar entregados con envases de un solo uso.

Todos estos desarrollos han creado graves desafíos para la industria de gestión de residuos en un momento en que operan con capacidad limitada debido a la crisis del coronavirus.

Con la aparición de restricciones a la importación en los mercados de exportación y la fuerte disminución de la disponibilidad de servicios de transporte de carga, la crisis del coronavirus ha provocado un aumento en los volúmenes de productos agrícolas y pesqueros no embarcables .

Muchos productores orientados a la exportación producen volúmenes demasiado grandes para que la producción sea absorbida en los mercados locales y, por lo tanto, los niveles de desechos orgánicos se han incrementado sustancialmente.

Debido a que este desperdicio se descompone, se espera que los niveles de emisiones de metano (CH4), un gas de efecto invernadero, de los productos en descomposición aumenten bruscamente en la crisis y en los meses posteriores a la crisis.

A medida que disminuyeron las exportaciones de productos agrícolas y pesqueros, los niveles de producción se desplomaron, lo que provocó un aumento sustancial de los niveles de desempleo en ambos sectores.

Muchos trabajadores de procesamiento poscosecha en estos sectores son mujeres que apoyan a los hogares, causando dificultades extremas, particularmente para las mujeres de bajos ingresos en los países en desarrollo donde no existen redes de seguridad social.

Ecosistemas en riesgo

Los ecosistemas naturales y las especies protegidas están en riesgo durante la crisis del coronavirus. En muchos países, los trabajadores de protección ambiental en parques nacionales y zonas de conservación terrestre y marina deben permanecer en sus hogares bajo llave, dejando estas áreas sin vigilancia. Su ausencia ha resultado en un aumento de la deforestación ilegal, la pesca y la caza de vida silvestre .

La interrupción de la actividad ecoturística también ha dejado a los ecosistemas naturales en riesgo de explotación ilegal e invasión. Además, como el ecoturismo es a menudo un pilar económico importante en muchos destinos, el aumento del desempleo causado por la crisis puede llevar a muchos hogares a cosechar recursos de ecosistemas frágiles de manera insostenible a medida que buscan medios alternativos para generar sus ingresos familiares.

Muchos de los desafíos ambientales causados ​​por la crisis del coronavirus se resolverán gradualmente por sí solos una vez que la crisis llegue a su fin y se reanuden los niveles anteriores de actividad económica.

Pero también es cierto que los beneficios de la reducción de la contaminación del aire también se borrarán. En general, la crisis puede no tener efectos ambientales permanentes.

Sin embargo, lo que hemos aprendido sobre los beneficios ambientales y los riesgos de caídas bruscas en la actividad económica mundial ciertamente nos ayudará a comprender mejor la mecánica de la sostenibilidad ambiental, los patrones de consumo social y cómo podemos reducir la degradación ambiental en un mundo libre de crisis en el futuro. .

Necesidad de acción

Se debe prestar atención a las amenazas sobre el medio ambiente y la base de recursos naturales como resultado de la pandemia de coronavirus y los consecuentes impactos sociales y económicos.

Muchas poblaciones rurales y costeras dependen del uso sostenible del medio ambiente local y sus recursos naturales, ya sean pequeños agricultores, pequeñas y medianas empresas (PYME) y micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) involucradas en el producción de BioTrade, productos forestales y pesqueros y servicios de ecoturismo.

A medida que la crisis da como resultado la interrupción de sus vínculos con los mercados nacionales e internacionales del lado de la demanda, los productores rurales, de los cuales muchas son mujeres que apoyan a hogares enteros, ya no pueden mantener plenamente sus modelos de negocio y sustento.

Si la crisis se prolonga, muchos se verán obligados a abandonar la producción sostenible existente para generar ingresos rápidamente en los mercados internos, lo que podría generar una mayor pobreza y una sobreexplotación de los recursos y los ecosistemas.

¿Qué hará la UNCTAD?

Ayudar a los productores rurales y costeros a adaptarse a las condiciones del mercado de crisis y tomar medidas para mejorar el rendimiento y los nichos de mercado en los mercados posteriores a la crisis es una prioridad.

El Programa de Comercio y Medio Ambiente Sostenible de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD, por sus siglas en inglés), está listo para ayudar a las partes interesadas de los gobiernos, las asociaciones de productores, las PYME, las MIPYME, los productores independientes (incluidas las mujeres emprendedoras) y la sociedad civil para elaborar estrategias inmediatas de adaptación y resiliencia al coronavirus.

Esto puede ayudar a mantener los niveles de ingresos de subsistencia, al tiempo que garantiza la gestión sostenible de los ecosistemas agrícolas, forestales, marinos y ricos en biodiversidad.

Se espera que dichas estrategias se basen en una mejor colaboración de los productores afectados y las entidades de apoyo público para adaptarse a las nuevas realidades del mercado. Para ser eficaz, dicha asistencia debe implementarse tan pronto como se alivien las restricciones de viaje.

Posteriormente se realizarán actividades de seguimiento para ayudar a los países a restaurar sus negocios cuando la crisis llegue a su fin.

El apoyo de la UNCTAD incluye metodologías para la evaluación y la respuesta relacionada con el comercio, así como vínculos directos con empresas de abastecimiento interesadas en mantener flujos sostenibles de insumos naturales.

Valora este artículo
(1 Voto)
Modificado por última vez en Martes, 21 Abril 2020 13:33
Luis Antonio Tomalá M.

Comunicador Social, Relacionista Público, emprendedor, geek, alquimista digital. Autodidacta del mundo del Social Networking y el Web Desing.
ltomala@onthewaymagazine.com
@LuisTomala

goo.gl/LMNBY1

Te puede interesar

Latest Tweets

From IFTTT
IESS: Consultas virtuales asistidas están vigentes en las unidades médicas de Guayas https://t.co/4bH1TB7w7m https://t.co/CC4KFKXv3i
RT @Urb_MuchoLote2: Residente de ML2 nace de nuevo. Este vehículo se subió a la acera y casi atropella a una residente de nuestro sector. S…
From IFTTT
La "pandemia" de los Live https://t.co/GrtYzaOvwE https://t.co/uJu7cnpZoG
From IFTTT
La "pandemia" de los Live https://t.co/GrtYzaOvwE https://t.co/ScJbn91Zws
Follow OTW Magazine on Twitter

Post Gallery

IESS: Consultas virtuales asistidas están vigentes en las unidades médicas de Guayas

La "pandemia" de los Live

Vehículos para atención de ventas a domicilio deberán contar con salvoconducto, logotipo y RUC empresarial

Covid 19: Técnicas eficaces para sobrellevar una crisis

655.000 pruebas de detección masiva rápida llegarán a Ecuador para COVID-19

Los Impactos ambientales de la crisis del coronavirus, y desafíos futuros

46 vehículos retenidos y 265 citaciones emitidas durante operativo realizado en el Puente de la Unidad Nacional

SOS FAMILIAS brindan ayuda a guayaquileños en situación crítica

@SalvarVidasEC ha entregado 299 respiradores hasta el momento

Comunicadores ecuatorianos ganan visibilidad en el exterior en medio de la pandemia

Ciudad Celeste, Villa Club, La Joya y Villa del Rey se suman a #SalvarVidasEc

COE Nacional recibe 30 mil mascarillas para el Cuerpo de Bomberos del Ecuador

logo mobil renovado

Web Analytics